Anfibios, reptiles, aves... de todo un poco y muy cerquita de casa -- Amphibians, reptiles, birds ... a little of everything and close to home

Día primaveral en el que decidimos dar una vuelta por el término municipal de Trigueros , a pocos kilómetros de la ciudad de Huelva. En esta ocasión me acompañaron David y Jesús.

Esta fue la ruta aproximada que seguimos: el triángulo que forma Trigueros, Beas y Fuente de la Corcha:



El día elegido fue un adelanto de la primavera que ya asoma por el sur de España: llegamos a los 24 grados y había que buscar la sombra para dar buena cuenta del bocadillo. Algunas especies ya han comenzado la reproducción y otras, como este Triguero (Emberiza calandra), notaba las mariposas en el estómago del cambio de estación...



Como siempre que salimos al campo, nuestro objetivo era observar las especies que se pusieran a la vista, pero también repasar todas las infraestructuras humanas susceptibles de convertirse en trampa mortal para nuestra fauna.




En esta ocasión no encontramos ningún animal atrapado, pero siempre hay que contar con que alguno caiga en nuestra ausencia; por eso, hay que intentar colocar alguna ayuda para que los bichejos puedan salir...


No hubo que realizar salvamento alguno, pero sí que nos topamos con un buen número de especies, contando con que el hábitat, a priori, no era el más atractivo (zonas de cultivo y explotaciones agrícolas, algunas zonas de pinar, eucaliptar y, en menor medida, dehesas de encina y alcornoque).

Los más abundantes, una vez más, fueron los Sapos corredores (Bufo calamita). Algunos se mostraban activos incluso a plena luz del día. Vimos adultos, alguna puesta y larvas.




También fueron omnipresentes los renacuajos de Rana común (Pelophylax perezi):



Una de los puntos fuertes del día, fue poder observar a plena luz de día el cortejo nupcial de una pareja de Tritones ibéricos (Lissotriton boscai). Hace unos años creía que esta especie sólo habitaba los rincones serranos más alejados de poblaciones y con aguas limpias y oxigenadas, pero poco a poco los he ido descubriendo en ambientes más humanizados y zonas de influencia agrícola; eso si, siempre que no se abuse de fitosanitarios ni de carga ganadera.



Otros dos invitados en el día de hoy fueron la Culebrilla ciega (Blanus mariae) y un precioso ejemplar de Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai). Ambos endemismos fueron encontrados en una casa en ruinas que coronaba una amplia pradera, lo que pone de manifiesto la importancia de estas "islas" en medio de estas extensiones ganaderas y/o agrícolas.





Tambíén os muestro un pequeño video donde se aprecia (en los últimos segundos) cómo se desplaza este animal, sin utilizar apenas las patas traseras...



En cuanto a aves, la cosa también estuvo entretenida. Este Mochuelo (Athene noctua), la más diurna de nuestras rapaces nocturnas, se mostraba muy activo a mediodía y con un sol de justicia:


También disfrutamos de los Alcaudones reales (Lanius meridionalis). Vimos un mínimo de 5 ejemplares:


Durante toda la mañana nos sobrevolaron bastante rapaces, muchas de ellas, probablemente, en plena migración desde África. Anotamos Águila calzada (Aquila pennata), Milano negro (Milvus migrans), Milano real (Milvus milvus), Ratonero común (Buteo buteo), Culebrera europea (Circaetus gallicus), Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), Cernícalo primilla (Falco naumanni) y Gavilán común (Accipiter nisus), éste último lo levantamos del camino y llevaba un pajarillo en las garras. La mayoría de las observaciones desde el coche, pero a alguna pudimos hacerle una fotillo testimonial...

Ratonero común (Buteo buteo)

Culebrera europea (Circaetus gallicus)
Ya de camino a casa, observamos un solitario Gallipato (Pleurodeles waltl) y tuvimos que apartar a una Culebra viperina (Natrix maura) que parecía encontrarse muy a gusto en un charco de un camino bastante transitado.


Muy buen día colegas! A repetirlo pronto que la primavera es increíble pero fugaz...!



Bicheando por el Andévalo onubense... - Route through Andévalo (Huelva, South of Spain)

Esta mañana nos hemos decidido mi colega David Sobrá y yo a pegarnos una ruta campera de las que nos gusta a nosotros: sin destino fijo y con paradas cada vez que viéramos un sitio "con buena pinta" ;)

Esta es la ruta aproximada que hemos seguido al final:



Hoy queríamos centranos en la comarca del andévalo onubense, dejando de lado un poco la zona de sierra. Esta zona es mucho menos conocida pero, como veremos a continuación, no tiene nada que envidiar en cuanto a especies y paisajes a la preciosa Sierra de Aracena.

Nos dirigimos hacia las cercanías del pueblo de Calañas. La primera parada la hicimos en una pequeña rivera cercana a Sotiel Coronada.  Nada más llegar pudimos comprobar que las lluvias de estos últimos días habían llenado el campo de arroyos y charcas temporales por doquier. Esto unido al magnífico día que había amanecido, soleado y sin nada de viento, hacia presagiar un buen dia de "bicheo".


Aquí encontramos una solitaria larva de Salamandra común (Salamandra salamandra morenica) que se escondió rápidamente entre la vegetación antes de poder hacerle una foto. También a esta desafortunada Musarañita (Suncus etruscus), víctima quizá de las bajas temperaturas nocturnas que ya llegan al sur de la península.



Continuamos hacia Calañas e hicimos una breve parada en el Cerro Morante. No podíamos desaprovechar la oportunidad de disfrutar de esas vistas con estas luces...


Seguimos en dirección a la aldea de La Zarza, pero paramos en una charca al pie de la carretera, a ver si había algo interesante. Nada más bajarnos del coche, escuchamos el canto de decenas de anfibios que no acertábamos a identificar. Al acercarnos, comprobamos que se trataba del escaso Sapillo moteado ibérico (Pelodytes ibericus): decenas de ejemplares cantaban a coro a pleno día...



Al llegar a la aldea de La Zarza, decidimos adentrarnos en el pinar que nos llevaba al Dique de Puerto León. En este pinar hicimos varias paradas y, en una de ellas, nos topamos con un pozo. Como siempre, nos asomamos por si veíamos algún animal que hubiera caído. Lo que pasa a partir de aquí, lo contamos en este video...



Al final hubo final feliz! Las infraestructuras creadas por el hombre son trampas mortales para muchos animales de nuestro entorno, por eso es importante revisarlas siempre (con cuidado) en nuestros paseos campestres.


Llegamos al Dique de Puerto León y disfrutamos de las preciosas vistas y de un buen bocata sentados en un tocón cercano a la orilla. Tras unos minutos de relax, dimos una vuelta por los alrededores.

Antigua central hidroeléctrica del Dique Puerto León
Me llamó la atención una zona junto al cauce del arroyo donde había una pequeña huerta. Al acercarme salen varios Zorzales comunes (Turdus philomelos). Había bastante movimiento de pájaros. Anoto unos cuantos Mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita), un simpático grupito de Mitos (Aegithalos caudatus), Rabilargo ibérico (Cyanopica cooki), una hembra de Picogordo (Coccothraustes coccothraustes) y la sorpresa alada del día: una preciosa hembra de Camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula). Tras un ratillo decidimos volver al coche y continuar la ruta.

Esta zona seguía plagada de charcas temporales. Era imposible pararse en todas, pero si lo hacíamos en las que tenían mejor pinta. En una de ellas saltaron varias Ranitas meridionales (Hyla meridionalis). Se asustaron de nosotros, cuando el peligro real para ellas les aguardaba dentro del agua, en forma de Culebra viperina (Natrix maura).


Aquí vimos también las primeras puestas de la temporada de Sapillo moteado ibérico (?). Con razón estaban tan activos en el vídeo anterior... están en plena reproducción!!!



En las cercanías de las charcas, encontramos 2 ejemplares de Sapo corredor (Bufo calamita) bajo piedras, esperando, a buen seguro, a que las temperaturas nocturnas se suavicen un poco para buscar el amor y perpetuar la especie.


Llegando ya al Embalse de Olivargas, decidimos parar en una zona con mucha piedra suelta. Era una zona de solana y nos deparó bastantes observaciones interesantes.

La primera en aparecer fue esta bonita Culebra lisa merididonal (Coronella girondica), que se mostraba bastante activa con el calorcito de la tarde.


Le grabamos también un breve video a esta especie:



Al poco, otro ofidio apareció ante nosotros. Esta vez la especie era la Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis). Es sólo la segunda vez que la veo y fue, por tanto, uno de los puntos fuertes del día ;)



Ya de vuelta al coche, nos topamos también con este pequeño Gallipato (Pleurodeles waltl)...


El atardecer nos comía terreno en esta zona de umbría, así que continuamos hacia el embalse. Allí vimos este curioso Grillo de matorral o Chicharra alicorta (Ephippiger ephippiger) un poco despistada por las fechas en las que nos encontramos.


Ya en la presa, nos deleitamos con estas vistas del atardecer. El silencio era brutal, sólo roto a veces por la llamada áspera y lejana de la Garza real (Ardea cinerea). En una vista rápida encontramos algunos excrementos de Nutria (Lutra lutra), lo que confirma la presencia de este mamífero en la zona.


El sol iba perdiendo fuerza y decidimos volver a casa. Esta imagen era perfecta para poner punto y final a este gran día de campeo...


Alberto Plata

"Paseo mañanero con sorpresa..." -- Walk in the morning with surprise...

Hoy, aprovechando que tenía la mañana libre, estaba decidido a dar un paseo por las "olvidadas" Lagunas de Palos.

Estos días ha llovido con fuerza pero la previsión decía que no caería nada a partir de las 11 de la mañana, así que, en el peor de los casos, tendría un par de horas de campeo después de la lluvia.


Salí a las 8 de casa y el cielo estaba despejado. Me dirigí a la cercana Laguna de la Mujer. La primera impresión es escandalosa: los invernaderos llegan hasta la misma orilla del agua. Es increíble como la administración permite estos atentados a los pocos reductos de Naturaleza que nos quedan.


En fin, quería relajarme unas horas así que intenté alejarme de la carretera y colocarme en un lugar con buena visibilidad y en el que no viera plástico por ningún lado. Casi lo logré, y pude centrarme en la observación.

Lo primero que llama mi atención es una lejana Garceta grande (Egretta alba) posada en la orilla del carrizo y un grupo de 6 juveniles de Espátula (Platalea leucorodia). Uno de ellos marcado con anillas de colores (parece ser que es de procedencia holandesa).


En la parte más lejana de la Laguna y, entre sombras, se alimenta un Calamón común (Porphyrio porphyrio). Comienza a chispear, y me decido a volver al coche.

La segunda parada, dentro de este complejo de lagunas, es la Turbera de las Madres (la mayor de la Península Ibérica!). Esta zona está aún más silenciosa y, por momentos, parece que me encuentro a cientos de km. de la civilización. Luego me fijo en que aquí también llega el plástico casi hasta el agua y vuelvo a la realidad ;(

La tranquilidad de esta mañana gris se rompe por la algarabía que forman los cientos de Picos de coral (Estrilda astrild) que pululan por las orillas de la laguna. Sin duda es el ave exótica invasora con más éxito en nuestras latitudes, y aún no sabemos qué efectos reales tendrán en nuestro ecosistema.

También son muy escandalosos los Rabilargos (Cyanopica cooki). La densidad de esta especie en la zona también es digna de mención. Sirva como ejemplo la huella en los frutales a su paso...


Entre ánades reales, me sorprende un pato de colores más apagados que resulta ser un ejemplar de la amenazada Malvasía (Oxyura leucocephala).

Comienza a llover con algo de fuerza y salen volando algunas aves que hasta ese momento no había visto, pero la causa no es el agua que cae sino un Águila calzada (Aquila pennata) que entra en escena volando bajo. Tras una vuelta por la lámina de agua (como si de un aguilucho lagunero se tratara) se posa en un eucalipto lejano, en una rama casi escondida para mi. Muy probablemente sea invernante en la zona:


Los meteorólogos una vez más dan en el clavo (ironía on) y a la hora que decían que dejaría de llover es cuando empieza a hacerlo con fuerza. Me planteo volver a casa, pero de camino decido parar en el Parque Botánico Celestino Mutis.

Sigue lloviendo, pero con chubasquero y capucha me doy un paseo por este bonito parque. Una vez más, bastantes rabilargos por todos lados, pero pocos pajarillos.

Por fin, un pequeño paseriforme vuela delante de mi y se posa en una rama cercana: resulta ser un despistado Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca), que anda un poco retrasado en su periplo migratorio.

Aún estaba liado con el papamoscas, cuando me parece escuchar un reclamo lejano que me resulta familiar y que hace que mi pulso se acelere. Me dirijo rápidamente a la zona de donde procedia y me pongo a escudriñar cada rama de todos los árboles y arbustos cercanos. Tras un par de minutos sin éxito, ahí estaba de nuevo el reclamo, esta vez muy cercano e inconfundible. Tenía a mi alrededor al visitante siberiano de moda en nuestro país: el Mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus).

El canto provenía de los únicos árboles altos de la zona. En ese trío de pinos piñoneros se movían unos cuantos pajarillos y, entre ellos, localizo rápidamente al bilistado. Se mueve de manera nerviosa por la parte central de las ramas, donde llega poca luz, y es complicado poder hacerle una foto. En un momento dado, otro mosquitero se acerca a interactuar con éste y...resulta ser otro Bilistado!!!





Me quedé otros 15 minutos intentando saber cuantos ejemplares entre los 7 u 8 mosquiteros que había en esos árboles eran bilistados, pero la lluvia era cada vez más fuerte y calaba la ropa.

Espero volver otro día y comprobarlo...


Alberto Plata



 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates